Relevo espacial: El “Tess” será lanzado el lunes 16 de abril

Washington, 14 abr (dpa) – Los expertos de la agencia espacial estadounidense NASA le dan solo unos meses al observatorio espacial “Kepler”. El satélite con el nombre del astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630) lleva nueve años en el espacio buscando planetas, pero ha llegado el momento de su jubilación.

Para que la caza de exoplanetas, es decir, planetas fuera de nuestro Sistema Solar, pueda continuar, la NASA ya tiene preparado un sustituto: el telecopio “Tess” (Transiting Exoplanet Survey Satellite), que será lanzado el lunes 16 de abril a las 22:32 GMT de cabo Cañaveral, Florida, a bordo de un cohete “Falcon 9”.

Es la primera vez que la NASA requiere los servicios de la empresa privada SpaceX para una misión científica. Hasta ahora, SapaceX solo se encargaba de enviar suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS) con su cohete “Dragon”.

La misión de “Tess”, que ha costado unos 200 millones de dólares, tendrá en principio dos años de duración. El telescopio es prácticamente tan grande como un refrigerador y cuenta con cuatro cámaras. “En el ‘Falcon 9’ parece un juguete”, dice el jefe de la misión, George Ricker.

Tras el despegue pasarán dos meses hasta que “Tess” se instale en la órbita planeada y comience a recabar datos. Al igual que “Kepler”, “Tess” observará la luz de determinadas estrellas. Si disminuye temporalmente, podría significar que un planeta ha pasado por delante.

“Tess” podría encontrar tanto pequeños exoplanetas rocosos, como enormes cuerpos celestes, y cubrirá un sector del espacio mucho más grande que el que cubre su predecesor.

“‘Tess’ nos proporcionará mucha diversión”, dice Ricker. “Hay 20 millones de estrellas que podemos observar”. Mientras que “Kepler” ha descubierto muchos planetas muy alejados, se espera que “Tess” también pueda encontrar algunos en estrellas más cercanas, posiblemente unos 500 del tamaño de la Tierra a una distancia de hasta 300 años luz. “Tengo ganas de ver finalmente los datos”.

La búsqueda de planetas se ha convertido ya en la tarea de toda una flota de satélites. Hace décadas se lanzaron los telescopios de la NASA “Spitzer” y “Hubble” y aún están viajando por el espacio recabando datos, aunque solo sean en parte aprovechables. Y la agencia espacial europea (ESA) lanzará dentro de un año su satélite “Cheops”, que también buscará exoplanetas.

Solo la verdadera estrella de la flota se está haciendo de rogar: el lanzamiento del telescopio “James Webb”, que debía tener lugar este año, ha sido pospuesto por la NASA hasta “como pronto mayo de 2020”, pues se deben realizar más pruebas.

El telescopio, que lleva el nombre del segundo director de la NASA, viajará 1,5 millones de kilómetros y proporcionará nuevas imágenes del Universo temprano con ayuda de un espejo de 25 metros cuadrados.

Por Christina Horsten (dpa)

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies