La incidencia de la gripe desciende en Asturias

La incidencia de la gripe en Asturias se ha reducido por primera vez desde el inicio de la onda epidémica estacional y se sitúa, del 1 al 7 de enero, en una tasa de 627,4 casos por 100.000 habitantes. El nivel de intensidad sigue siendo alto, por encima del umbral epidémico, por octava semana consecutiva, pero la afectación desciende en todos los grupos de edad, con la única excepción de las personas mayores de 65 años, entre las que continúa en aumento.

Esta situación, junto con la caída continuada en la tasa de aislamientos de virus gripales, hace pensar que puede ser el inicio de la fase de descenso de la onda epidémica, si su evolución a lo largo de las próximas semanas así lo ratifica. Debido a esto, es previsible que se produzca una disminución de la demanda asistencial por esta causa, aunque todavía será significativa, ya que la incidencia aún se mantiene alta.

En el conjunto de España, las tasas de incidencia son también epidémicas en toda la península, con excepción de las Islas Canarias y Ceuta. Desde el inicio de la temporada se han notificado 912 casos graves hospitalizados en el conjunto de las comunidades autónomas. El 86% de los pacientes con información disponible presentaba factores de riesgo, que, en los adultos, son las enfermedades cardiovascular y pulmonar crónicas, y la diabetes. El 73% de los afectados desarrolló neumonía y 225 fueron ingresados en la UCI. De los 648 pacientes pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 63% no la habían recibido.

Además, se han notificado 86 defunciones por gripe confirmada en el laboratorio en once comunidades autónomas, el 64% en hombres. El 76% era mayor de 64 años, el 22% tenía entre 45 y 64 y el 2% entre 15 y 44. De los 67 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 64% no se había inmunizado.

En Asturias, el seguimiento de casos graves hospitalizados se realiza de forma centinela entres los residentes en el área sanitaria IV (Oviedo), ingresados en el HUCA. Sigue habiendo una baja proporción de casos graves comparada con la temporada anterior y afecta principalmente a varones de 75 años o más y que presentan algún factor de riesgo.

Casos confirmados

Hasta la primera semana del 2018 se contabilizaron 225 casos ingresados con gripe confirmada, con una tasa de 68 por 100.000 habitantes, que, comparada con la incidencia, supone una proporción de ingresos del 2,4% de los casos que llegaron a Atención Primaria.

El 82% de los ingresos se corresponde con personas de más de 50 años, el 69% presentaba algún factor de riesgo y, de ellos, el 53% no estaba vacunado. El 58% son varones y el 42%, mujeres.

Hasta esta semana se registraron 45 casos graves (20% de los ingresos), con una tasa de 13,6 por 100.000 habitantes, de los que hay once fallecidos (24%) y seis ingresos en la UCI. El 51% presentaba algún factor de riesgo (sobre todo enfermedades cardiovascular y pulmonar crónicas, y la diabetes) y, de ellos, el 52% no estaba vacunado. De los once fallecidos, todos ellos afectados con un virus gripal B, eran hombres en el 81% de los casos y el 91% tenía una edad de 70 años o más. Todos presentaban algún factor de riesgo y el 45% no estaba vacunado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies