Gran Premio de China: Ricciardo gana y Alonso se reivindica

Shanghai, 15 abr (dpa) – El australiano Daniel Ricciardo ganó hoy un apasionante Gran Premio de China a bordo de su Red Bull tras varios adelantamientos en el último tramo de la carrera.

Los finlandeses Valtteri Bottas y Kimi Raikkonen fueron segundo y tercero, respectivamente, mientras que los grandes favoritos al título mundial de Fórmula 1, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, se quedaron fuera del podio.

El alemán, ganador de los dos primeros Grandes Premios del año, terminó octavo tras chocar con Max Verstappen a falta de 12 vueltas, mientras que el británico fue cuarto y redujo la distancia con Vettel en la clasificación. El piloto de Ferrari sigue líder con 54 puntos, pero Hamilton recordó distancias y ya cuenta con 43 unidades.

Ricciardo fue el gran protagonista en el circuito de Shanghai. Partió sexto, pero Red Bull arriesgó con la táctica y la elección de los neumáticos. Además de acertar, el equipo energético se vio beneficiado por la salida de un safety car en la vuelta 31 tras un choque entre los Toro Rosso de Pierre Gasly Brendon Hartley.

El australiano entró en boxes para cambiar las gomas y estaba en la sexta posición cuando el coche de seguridad abandonó el asfalto. Bottas lideraba entonces la carrera, perseguido por Vettel, Hamilton, Verstappen y Raikkonen. Por detrás de todo ese pelotón, Ricciardo esperaba su momento.

Una arriesgada maniobra de Verstappen y la pericia de Ricciardo decidieron el Gran Premio. Tras superar a Raikkonen, el australiano aprovechó un error de Verstappen -que intentó adelantar a Hamilton- para colocarse cuarto. Rebasó después al Mercedes de británico y también a Vettel. Sólo le quedaba por delante Bottas y se lanzó en tromba a por él.

Los Red Bull volaban con los neumáticos frescos y Ricciardo se colocó en la primera posición a falta de 11 vueltas tras un espectacular adelantamiento a Bottas. Sólo quedaba por ver si las gomas le aguantarían. Lo hicieron.

Mientras Ricciardo ponía el espectáculo, Verstappen se convirtió de nuevo en protagonista por sus peligrosas maniobras. El holandés trató de superar a Vettel y acabó tocando el Ferrari del cuádruple campeón del mundo.

Por culpa de ese toque, el alemán cayó a la séptima posición y acabó cruzando la meta octavo, tras verse adelantado en la última vuelta por el McLaren del asturiano Fernando Alonso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies