Scroll to Top
DIGITAL DE ASTURIAS
El mundo del amor, como descifrar los mensajes entre un hombre y una mujer.
Publicado por Redacción. el 19th septiembre 2013
| 2 visto

Richtig entschlüsseln: Liebesbeweise sehen unterschiedlich ausPor Susanne Rytina (dpa) – Cuando se trata de descifrar las muestras de amor, hombres y mujeres parecen vivir en galaxias diferentes. “Él no me ama porque nunca me lo dice”, sospechan algunas mujeres. “¿Qué es lo que espera? Lo doy todo por ella”, piensa el hombre. Como hombres y mujeres muestran sus sentimientos de manera diferente, los malentendidos son frecuentes, pero ambos pueden aprender a superarlos.

Mujeres y hombres comunican de manera extremadamente diferente, afirma Mathias Jung, terapeuta y escritor. Según explica, las niñas aprenden desde pequeñas a interpretar los sentimientos y hablar de ellos, mientas que los niños rivalizan más entre ellos y emplean las palabras más bien para dejar claro quién es el más fuerte.

Las mujeres tienden a expresar cariño verbalmente o con gestos, mientras que los hombres son más bien “huchas emocionales” pobres en palabras, dice Jung. En su opinión, si las mujeres echan de menos palabras de amor, tendrían que decírselo al hombre. Es importante lanzar mensajes en primera persona del tipo “No estoy segura de si me amas. ¿Cómo puedo saberlo?”. Según Jung, la otra parte suele cerrarse en banda ante mensajes en segunda persona del tipo “Nunca me dices que me amas”.

El lado positivo es que los hombres demuestran su entrega con los hechos, aunque las mujeres a menudo no entiendan como un gesto de amor que su pareja prepare el desayuno o ayude en el hogar. “Ellas deberían prestar mayor atención a estos gestos no verbales, apreciarlos y no verlos como algo natural”, recomienda Jung.

El experto considera no obstante que estos gestos no justifican que los hombres no tengan palabras de amor. A la hora de hacer los primeros acercamientos a una mujer o al principio de una relación, pueden llegar a ser muy comunicativos, por lo que en opinión de Jung los hombres deberían preguntarse: “¿Qué me cuesta decir de vez en cuando ‘Cariño, ¿cómo estás? ¿Cómo te sientes?’ o pronunciar las palabras mágicas ‘Te quiero’?”.

Jung aconseja además a los hombres demostrar su amor también a través del mensaje corporal y el cariño físico. “Cuando se abraza y se le da un beso a la mujer, eso es una muestra de amor”, dice.

La psicoterapeuta suiza Julia Onken opina que las mujeres tienen una mayor necesidad que los hombres de hablar de su vida interior. “Están acostumbradas a hablar con su mejor amiga sobre el paisaje de su alma”, afirma Onken, quien aconseja a las mujeres reconsiderar sus expectativas al respecto y no suponer que con hombres se pueden compartir ciertas cosas de la misma manera que se hace con la mejor amiga.

Onken considera también sin sentido cadenas de pensamientos como ésta: “Si me amara, entonces se daría cuenta de cuáles son mis deseos”. La psicoterapeuta recomienda al mismo tiempo dejarle claro a la pareja qué es lo que se necesita de él, aunque esperar demostraciones de amor diarias pueda resultar poco realista.

Para muchos hombres, la demostración de amor pasa por el sexo. Si la mujer se acuesta con ellos, el mundo y la relación están en orden, afirma Jung. “El hombre se siente por el contrario poco querido cuando la mujer levanta el puente de acceso al castillo”, explica el experto, señalando que la mujer a menudo sólo tiene ganas de sexo cuando todo funciona bien en la relación y cuando ellos les corresponden con aprecio y cariño. “El sexo por la noche comienza con el beso en el desayuno”, añade.

Según Jung, a los hombres les cuesta comprender que para las mujeres lo primero es que la relación funcione y lo segundo es el sexo, mientras que para los hombres no es un problema tratar de solucionar los conflictos en la cama. En este contexto, las mujeres podrían entender los avances sexuales del hombre como una prueba de amor y aceptarlos.

Michael Mary, terapeuta de parejas y autor, ve sin embargo desaparecer poco a poco las diferencias clásicas entre hombres y mujeres. Mary rechaza teorías que parten de la base de que los roles tienen razones biológicas o de sabidurías populares como que “los hombres son de Marte y las mujeres de Venus”.

El experto cree que las parejas, a la hora de descifrar sus muestras de amor, deberían tratar de entender cómo surge el sentimiento de afecto. ¿Qué es lo que hace florecer al otro? ¿Le gusta a ella salir con él? ¿Se acuesta él con ella o la desea? “A menudo son gestos o confirmaciones de amor que dicen mucho sobre el amor”, dice Mary.

Cuando por ejemplo uno tiene dolor de cabeza y el otro pregunta si le trae una aspirina. También juega un papel importante cómo se reacciona ante las necesidades del otro. Al respecto, tampoco se debe esperar que uno pueda satisfacer todas las necesidades.

Si ella quiere hacer a toda costa un curso de baile y él no tiene ganas, puede entonces decir que no, sin que ello signifique que no la quiere. Él puede entonces proponer que haga un curso de baile con un amigo, no porque le dé igual, sino porque quiere que ella esté contenta, afirma Mary.