11:22 pm - Viernes enero 20, 2017

“El acecho de los inmortales” de Yoselin Goncalves

NBNoticias

“El acecho de los inmortales”, debut literario de Yoselin Goncalves, ya se encuentra disponible desde este martes, 10 de enero. Las principales plataformas donde poder encontrarlo son Amazon –en versión digital y en papel– y Smashwords, donde se puede adquirir de manera gratuita. La joven autora empezó su carrera como escritora con relatos de romance, pero finalmente se decantó por la fantasía. Y es precisamente en este género donde se enmarca esta vibrante novela con la que el ávido lector de historias vampíricas quedará completamente fascinado. En El acecho de los inmortales, la narración se centra en un grupo de cazadores liderados por Reginam y Jonathan, que lucha por la salvación de los humanos y del último linaje de cazadores existente. No obstante, este hábil y fuerte escuadrón pronto se dará cuenta de que los chupasangres no son su único enemigo y que tendrá que hacer frente a situaciones tan inesperadas como dolorosas.

Yoselin Goncalves se ha inspirado en clásicos como Drácula, de Bram Stoker, y obras tan inolvidables como El misterio de Salem´s Lot, de Stephen King, para convertir las historias ya existentes en algo propio, elegante y de suma calidad. Su novela capta lo mejor de los mejores para rescatar y hacer brillar a los vampiros de siempre, los de naturaleza apasionante, esos que se hallan tan alejados de sus orígenes en la actualidad.

Desde que leí Drácula, quise escribir sobre vampiros. Seres que para mí representan la oscuridad, perturbación y crueldad del ser humano. Pero también quise escribir sobre la bondad, la luz y la lucha de los cazadores. Hay traición, amor, esperanza, muerte. No busqué que se diferenciara de otros porque, cuando escribo, lo hago para mí. Puedo tomar libros y películas como apoyo para crear mis libros, pero no pienso demasiado en otras obras. Toda la inspiración proviene de mis pesadillas; luego, mi imaginación compacta la historia.

Y así, con guiños cómicos a las modas actuales y referencias a personajes tan míticos como Freddy Krueger, Yoselin Goncalves se aventura con determinación en un género difícil de manejar hoy en día. Las historias sobre vampiros han sido explotadas hasta la saciedad desde la fiebre crepusculera desatada por los libros de Stephanie Meyer, por lo que supone todo un reto sacar a estos seres del inframundo y escribir sobre ellos de una manera sorprendente y original. Sin embargo, precisamente por ello, El acecho de los inmortales tiene mayor valor, pues no es un cuento ideal más sobre vampiros. Lo que se puede hallar al adentrarse en esta novela no es otra historia romanticona para adolescentes, sino un contenido con más acción y sustancia del tipo Underworld. Resulta muy atractiva, se despoja de cualquier atisbo de tedio para centrarse en lo importante; incita al lector a seguir leyendo.

Sé que hay un montón de historias de vampiros allá afuera, pero no me preocupan demasiado las comparaciones. Con Reginam, quería romper el molde de la chica buena que necesita ser rescatada. La torpe que no puede defenderse por sí misma y que necesita que un chico venga a su rescate. Quise describir a una mujer fuerte, perturbada y luchadora. A Jonathan quise mostrarlo como un humano corriente, dulce, atento y paciente. Underworld es una de mis películas favoritas, creo que es normal que me haya influenciado. Sin embargo, con respecto a los personajes de mis historias, todos tienen vida propia. Yo puedo imaginar una escena antes de escribirla, pero no siempre sale como la imaginé antes de sentarme frente al computador.

Se nota cuando un autor conoce el género y lo desarrolla con esmero, con cuidado. Y, ante la evidencia, uno no puede sino rendirse y dejarse atrapar por sus geniales protagonistas, así como por esos enemigos que acechan en las sombras y que aparecen en momentos clave para dejar al público con ganas de ir a por el siguiente libro. Yoselin Goncalves ya está trabajando en la continuación de la novela y promete aún más emoción y misterio.

El acecho de los inmortales iba a ser un solo libro, no me gustan mucho las sagas. Después de escribir el libro, tuve la idea de una segunda parte un año después. El segundo y último libro está listo, pero todavía no tengo fecha de publicación. Con el primero, el lector pensará que ya sabe cómo termina todo, pero el segundo es diferente. Todo ha cambiado. La lucha es más fuerte, un temible enemigo aparece, viejos reencarnan, los nuevos se vuelven más peligrosos. Los cazadores no solo tendrán que lidiar con la guerra, sino también con sus demonios internos. El acecho de los inmortales no es un libro sobre dos personas que se protegen entre sí y se aman. Va mucho más allá de una historia de amor. No se trata sobre Reginam ni Jonathan, sino sobre cada uno de los personajes. Su lucha, su esperanza y su historia. Por ese motivo, escribo en tercera persona, para que así el lector pueda conocer varios puntos de la historia. Todos tienen algo que contar.

Filed in

Pablo Pons abrirá la trigésima temporada de exposiciones de la Sala Borrón

Crece un 8,7% el número de visitantes a los Museos Estatales

Related posts
Comments are closed