8:17 pm - Lunes Mayo 29, 2017

Crossfit, mucho más que una tendencia

NBNoticias

El Crossfit está de moda y eso es innegable. Esta modalidad de entrenamiento, que surgió en Estados Unidos en el cuerpo de policía, ha dado la vuelta al planeta y se practica actualmente en muchos países. Es tal la popularidad que ha alcanzado que hasta existen competiciones televisadas de esta disciplina que combina el entrenamiento militar con el fitness.

Esta modalidad deportiva se basa en la ejecución de diferentes movimientos funcionales a alta intensidad durante cortos períodos de tiempo. Estos ejercicios se van renovando continuamente y en ellos se combina la resistencia cardiovascular y respiratoria, así como la resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, agilidad y precisión.

Las actividades que engloba la práctica del crossfit se basan en ejercicios de pesas, burpees, correr, remo… Para obtener los máximos beneficios de este tipo de entrenamiento lo más importante es la intensidad con la que se realiza el ejercicio. Su principal objetivo es generar una base aeróbica sólida y mejorar la fuerza del cuerpo.

¿Qué necesitas para hacer Crossfit?

Para empezar a practicar esta disciplina, si vas a acudir a un gimnasio especializado, no necesitas demasiado equipamiento de crossfit, pues allí se encuentra todo el material para crossfit que vas a usar, pero si se hace indispensable, como en cualquier otro deporte, llevar la ropa y el calzado adecuado.

El calzado es fundamental, pero no menos importante es la ropa de crossfit, pues esta no debe limitarnos a la hora de realizar nuestros ejercicios diarios o WODS, de sus siglas en inglés work of the day, a los que nos vamos a enfrentar en el Box, lugar destinado para la práctica de este deporte. La ropa inapropiada puede convertirse en un inconveniente, una distracción e incluso una molestia a la hora de hacer CrossFit.

Por ejemplo, si te pones un pantalón deportivo cualquiera, que no está pensado para hacer CrossFit, seguramente te impida realizar con soltura algunos movimientos, como las sentadillas, o simplemente no puedas realizarlos. ¿Por qué? Pues sencillamente porque los pantalones de CrossFit están especialmente diseñados con una anchura de pierna adecuada para que no te impida poder hacer este movimiento, y muchos otros característicos de esta especialidad, sin que se te claven los pantalones en el muslo.

Complementando la indumentaria, debemos contar con medias, guantes, muñequeras… En el caso de las medias o calcetines largos, por ejemplo, evitan que nos hagamos daño en las espinillas con el roce de la barra o saltando en el cajón. Los guantes protegen nuestras manos y las muñequeras evitan lesiones.

Como veis no es una cuestión de seguir una moda estética, es que son elementos realmente útiles. Eso no quiere decir que después, dentro de que son indispensables o al menos muy recomendables, no encontremos los más variados diseños en el mercado para estar a la última y sentirnos motivados en el gym.

Beneficios de practicar Crossfit

Practicar crossfit además de ayudar a mantener la forma física, reporta otras ventajas para el organismo y es perfecto para aquellos que buscan bajar de peso rápidamente. Debido al alto ritmo de trabajo y la intensidad con la que se realizan los ejercicios, se queman muchas calorías en poco tiempo. Además, para acentuar esta pérdida de peso, debido al aceleramiento del metabolismo producido por el crossfit, el cuerpo continúa quemando calorías las horas posteriores al entrenamiento.

Entre los beneficios podemos señalar que aumenta la resistencia cardiovascular, pese a que las clases de crossfit no sobrepasan la hora de entrenamiento. Al ser ejercicios de movimientos constantes, donde están implicados muchos músculos y articulaciones, mejora la movilidad y reduce el riesgo de sufrir lesiones.

La práctica deportiva habitual de cualquier actividad física, como el crossfit, genera un hábito saludable para el organismo, que si además se acompaña de una dieta sana y equilibrada, mejora tu estilo de vida y hace que te sientas mejor física y mentalmente.

El monitor de crossfit es parte indispensable de este modelo de entrenamiento y es una motivación más que importante. El hecho de tener un monitor de crossfit ayuda a que los entrenamientos sean más dinámicos y que los ejercicios varíen en cada sesión, para evitar que cuerpo y mente se aburran, pero sobre todo evita que se produzcan lesiones pues su función es asegurarse de que los ejercicios se ejecutan correctamente.

Por último, practicar deportes colectivos además de hacer su práctica más divertida, fomenta las relaciones sociales, tan importantes en nuestros días, donde mucha gente se encuentra sola y aislada. El hecho de conocer a nuevas personas puede significar no solo un extra de motivación en la realización del ejercicio, sino una fuente de apoyo en el día a día.

 

Presentado el programa de L´Ascensión 2017

TomTom Runner 3: Un entrenador personal en la muñeca

Related posts
Comments are closed