Cordón: “En México estamos hasta la madre de pagar los platos rotos”

Cannes, 14 may (dpa) – El desconcierto ante la violencia que vive México por el narcotráfico y la preocupación por la situación de las mujeres allí, llevaron al director mexicano-guatemalteco Julio Hernández Cordón a rodar “Cómprame un revólver”, la película que hoy presentó en la Quincena de los Realizadores en el Festival de Cannes.

En un principio el drama fue ideado para ser protagonizado por un niño, pero Cordón quería trabajar con sus hijas Fabiana y Matilde, de 13 y 10 años respectivamente. Como siempre se fía de sus instintos para escoger a los actores convirtió a la más pequeña, Matilde, en la protagonista.

Y acertó. Matilde Hernández lidera con fuerza este drama centrado en una niña que malvive en con un padre drogadicto (el músico y actor debutante Rogelio Sosa), que está sometido por los narcotraficantes y cuida de un campo de béisbol. La pequeña se hace pasar por niño para no ser secuestrada.

“Cómprame un revólver” es una historia sobre la paternidad, pero también sobre la maternidad, porque la niña tiene una actitud muy maternal con el padre, siempre cuidando de él.

Además es una historia en la que no hay división entre niños y niñas. “Todos pueden hacer las mismas cosas, todos tienen las mismas habilidades”, agregó el cineasta en el encuentro que mantuvo con un grupo de periodistas hispanohablantes.

Hernández Cordón aborda de forma sutil la violencia que está desangrando su país a raíz del narcotráfico. “Es una mirada naiv del asunto del narcotráfico”, afirmó el realizador, quien asegura estar preocupado porque el problema parece no tener solución.

“Me parece muy brutal que los mismos vecinos o ciudadanos hagan daño al otro. De repente lo de las guerras no se entiende, puede ser política o religiosa, pero lo que está sucediendo en México parece como si fuera una ruleta rusa y a cualquiera le puede tocar y además es una violencia extrema. ¿Cómo es posible que maltratemos al otro de forma tan descabellada?”, se preguntó el cineasta, que se manifestó a favor de legalizar las drogas como vía para acabar con el narcotráfico.

“Alguien me dijo que el narcotráfico se volvió como el mercantilismo más salvaje y obviamente México es un país con mucha impunidad, pero creo que la sufren más las mujeres”, explicó.

Su intención con estas declarciones es que se dialogue al respecto y que realmente en el primer mundo, que es donde se consume, se den cuenta de lo que sucede en su país. “En México estamos hasta la madre de pagar los platos rotos”, añadió el director de 43 años, que concurre por primera vez en el festival más prestigioso del mundo.

“México, -continuó-, es el país que realmente está sufriendo estragos que conciernen a todos, porque las drogas están en todos los lados, ¿Por qué en México tenemos que vivir la violencia? No lo entiendo”, dijo.

Cordón considera que en el cine se ha romantizado mucho el narcotráfico, sin embargo él quiso poner el foco en el que tiene la pistola en la cabeza. “Para mí esos son los héroes, porque constantemente se tienen que inventar una manera de sobrevivir, de resistir, de sobrevivir y eso es parte del contexto de vivir en México”, explicó.

Precisamente para esa resistencia se inspiró en las novelas de Huckleberry Finn, de Mark Twain, centradas en un afroamericano que quiere ser libre y tiene que navegar un río contracorriente para conseguirlo; en “Mad Max”, en la que un hombre lucha contra una tribu de locos y también en el béisbol, “un deporte que gana el que resiste”, señaló.

“Son tres cosas que a mí me fascinan. Son un acto de resistencia y además hacer cine también es un acto de resistencia”, añadió sonriendo el creador de “Gasolina”, distinguida en San Sebastián, o “Te Prometo Anarquía”, con la que se alzó con el Ariel (el equivalente del Oscar en México) al mejor director.

Cordón, que quiere con esta película rendir un homenaje a sus hijas, ya está dando forma a su próximo trabajo: un relato biográfico del rey y poeta azteca Nezahualcoyotl, al que describió como un personaje renacentista.

Por María Luz Climent Mascarell (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies